La Plaza Mayor en España

Plaza_Mayor_Valladolid_1738

Las ciudades españolas de la época de la época austriaca continuaban siendo muy similares a las ciudades medievales. Calles estrechas, callejones sin salida, plazuelas, viviendas sucias e insanas, palacios mediocres, ausencia de comodidad, accesos difíciles, falta de higiene y canalización de basuras, aguas fecales y desperdicios, barros y lodos en las ruas y escasez de altura en los edificios. Los Austrias no cambiaron nada de esto, salvo algunas ordenanzas para mejorar la salud pública que no se cumplieron en casi ninguna ciudad. Sin embargo, se preocuparon en dotar a las ciudades más importantes o comerciales de un recinto público, amplio y recogido al mismo tiempo, donde mostrar al pueblo las exhibiciones de la realeza: las Plazas Mayores, recintos urbanos donde se celebraban toda clase de eventos cara al pueblo y que servían de paseo, de encuentro o de punto de reunión ciudadana en los días cotidianos, que eran los menos, porque algunos monarcas, sobre todo Felipe III y Felipe IV, celebraban fiestas por cualquier motivo, para propaganda suya y como distracción de problemas más graves.

Captura de pantalla 2014-10-04 a las 17.49.59

Captura de pantalla 2014-10-04 a las 17.49.36

Los gastos de la Corte en festejos fueron fabulosos y supusieron uno de los problemas más importantes para los validos, bien para mesurarlas, por motivo del enorme déficit del erario público, bien para fomentarlas, para tapar los serios asuntos del gobierno de la Nación.

La Plaza Mayor aparte de ser Plaza de Armas y Plaza del Mercado, se convierte en escenario público de todo tipo de representaciones políticas, religiosas, festivas e incluso actos de ajusticiamiento de condenados a la hoguera u horca y autos de fe de la Inquisición.

1280px-Francisco_rizi-auto_de_fe

También se celebraban procesiones religiosas, desfiles reales, torneos y juegos de cañas. Los espectáculos taurinos eran los más populares, convirtiéndose la Plaza Mayor en el principal espacio para estos actos, ya que las plazas de toros no comenzaron a usarse con ese fin hasta el siglo XIX. Desde el siglo XVI todas las plazas mayores sirvieron para espectáculos de toros, en algunas de ellas, como Peñafiel o Chinchón, la costumbre ha llegado hasta la actualidad.

Debido a su vocación de plaza para espectáculos comenzaron a aparecer en ellas balcones volados para que los ricos pudieran contemplar mejor las fiestas. El balcón municipal se desarrolló más que el resto y también se idearon miradores privilegiados para la alta nobleza y la familia real.

Corte-plaza_mayor

La Plaza Mayor se regula y ordena a partir del siglo XVI, pero tiene unos orígenes anteriores e inciertos, hay que pensar que durante toda la historia, el hombre ha intentado racionalizar el espacio de las ciudades y mejorarlas estética y funcionalmente de este modo, a nivel funcional, la Plaza Mayor podría ser la heredera del ágora griega, el foro romano, los diferentes tipos de plazas medievales de algunas ciudades europeas o los modelos renacentistas de “ciudad ideal”, trazada de forma regular y cuadriculada.

Aún así, hay dudas razonables de que las plazas mayores españolas estén directamente inspiradas en los modelos citados, ya que cuando comenzaron a crearse no se conocían las fórmulas clásicas, al menos hasta bien entrado el siglo XVIII. No hay ningún dato en el proceso de creación de las plazas que haga referencia a esos hipotéticos modelos con los que sólo en el plano tienen cierto parecido, si bien algunas de sus funciones son similares.

Las ágoras y foros no estaban en los libros de arquitectura de la época, así que seguramente, todas ellas se inspiraron en la plaza de Valladolid, la primera construida en 1561. Hay que añadir el carácter residencial de las plazas mayores, cuyas fachadas responden a un modelo de arquitectura doméstica muy lejana de los espacios clásicos griegos o romanos.

Captura de pantalla 2014-10-07 a las 21.30.49

La Plaza Mayor suele ser rectangular, con casas uniformes alrededor semejando una construcción unitaria y corrida. Son porticadas y en el centro se sitúa, a veces, una estatua ecuestre del Rey o de algún personaje famoso. Una serie de arcos situados en las esquinas o ángulos la conectan con las calles principales de la ciudad.

La mayoría de veces el Ayuntamiento preside un lienzo que, de este modo, se erige como fachada principal de la plaza y que se distingue por ser más lujosa y decorada que el resto de edificios que la conforman. Esto es lógico si se piensa que la Plaza era el núcleo más activo de la ciudad, lugar de mercaderes, artesanos o banqueros, creándose a su alrededor dependencias municipales como la alhóndiga, la cárcel o la escribanía.

Esta presencia de la Casa Consistorial en el lugar más importante de la ciudad viene de una disposición de los Reyes Católicos dictada para dar prestancia al lugar de reunión de los Consejos locales y la única Plaza Mayor que no lo cumple es la de Madrid, donde el lugar del Ayuntamiento lo ocupa la Real Casa de la Panadería, con una imponente fachada y un mirador enorme para uso y disfrute de la familia real durante los festejos que se desarrollaban en la plaza.

plaza-mayor-corrida

Después de la construcción de la de Valladolid, pronto el resto de ciudades y pueblos importantes comenzaron a edificar una Plaza Mayor.Ccasi todas las plazas de los pueblos de la actual España suelen ser ya del siglo XVIII o incluso más tardías, ya que se calcula que el modelo tardó unos cincuenta años para consolidarse en otras regiones. Las últimas Plazas Mayores se levantan en el siglo XIX en Bilbao y San Sebastián en estilo neoclásico y bajo el reinado de Fernando VII, pero, aunque mantienen las formas de la plaza tradicional, sus uso irán diluyéndose poco a poco en otros más actuales, más propios del paseo y el ocio. Así, la Plaza Mayor acaba convirtiéndose en una simple plaza porticada, regular y proporcionada pero muy lejos de los usos y representaciones que la caracterizaron.

Captura de pantalla 2014-10-07 a las 21.47.02

Las Plazas Mayores más importantes y por orden cronológico de edificación son las siguientes:

 Plaza Mayor de Valladolid (1561):

A mediados del siglo XIII el mercado se trasladó desde una plazoleta en el centro de la villa al espacio que hoy en día ocupa la Plaza Mayor de Valladolid. Es a partir de entonces cuando este espacio comienza a cobrar importancia en la actividad y el gobierno de la ciudad y poco a poco van situándose alrededor de ella los edificios más importantes, incluido el Ayuntamiento.

49976345

En 1561 la plaza queda arrasada por un incendio que dura tres días enteros y que destruye más de cuatrocientas casas. Es cuando el Concejo solicita ayuda a Felipe II para la construcción de una nueva plaza, que accede a cambio de que se comprometan a diseñar una ciudad de nueva traza con calles rectilíneas. Finalmente, tras una serie de reuniones, se aprueba un proyecto presentado por el arquitecto Francisco de Salamanca.

Plaza_Mayor_Valladolid1

Captura de pantalla 2014-10-09 a las 21.05.28

La plaza, una de las más grandes de España, es de planta rectangular, con unas dimensiones de 120 metros de largo por 80 metros de ancho. Está completamente porticada y sus soportales descansan sobre pilares cuadrados de granito. Es de tipo abierto: las calles desembocan en ella sin obstáculos ni pantallas y está rodeada por pequeñas calles gremiales, porticadas también como la misma plaza, que recuerdan el pasado mercantil del entorno.

Las viviendas tenían una altura de tres pisos, con huecos jerarquizados: la primera planta con balcones, la segunda antepechos y la tercera ventanas.

En el flanco norte se encontraba el Ayuntamiento de la ciudad, construido en 1562 en el estilo austero característico de la época de los Austrias. En 1879 fue derribado debido a su lamentable estado de conservación y sustituido por el actual, que se inauguró, después de muchas vicisitudes, en 1908.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Actualmente se le ha querido dar cierta homogeneidad a la Plaza pintando todas las fachadas de rojo, aunque no hay constancia de que esto fuera así en sus orígenes.

La de Valladolid fue la primera de las Plazas Mayores de España convirtiéndose en el modelo a seguir por todas las demás.

 Plaza de Zocodover de Toledo (1589):

Captura de pantalla 2014-10-07 a las 22.46.03

La palabra zocodover es de origen árabe y significa “mercado de bestias de carga”, refiriéndose a la actividad que se realizaba en aquel espacio de la ciudad.

plaza-de-zocodover_4451071

Durante toda su existencia hubo varios intentos de cambiarla, pero la reforma definitiva vino después de quedara arrasada por un incendio en 1589. Fue entonces cuando, por mandato de Felipe II, Juan de Herrera, el arquitecto de El Escorial, empezó a planificar la plaza según el modelo tradicional. Sin embargo, se encontró con la oposición del Cabildo Catedralicio que no permitió la reforma por perjudicar los intereses inmobiliarios que tenía allí, así que el resultado de la plaza toledana fue una especie de pentágono irregular que le da un toque muy personal.

plaza-de-zocodover_4451081

plaza-de-zocodover_4229381

Dicha oposición eclesiástica provocó que la obra de Herrera solo se pueda reconocer en dos de los lados de la Plaza. Actualmente conserva los pilares de los soportales y la proporción y ritmo de los huecos de las fachadas.

 Plaza Mayor de Madrid (1590 – 1619):

Empezó a cimentarse sobre el solar de la antigua Plaza del Arrabal, donde se encontraba el mercado más popular de la villa en el siglo XVI.

madrid+plaza+ma

En el año 1561 se traslada la Corte a Madrid y en 1580 Felipe II encarga a Juan de Herrera el proyecto de remodelación de la vieja plaza. El primer edificio levantado fue la Real Casa de la Panadería, en 1590 y todo el proyecto se concluyó por el arquitecto Juan Gómez de Mora en 1619, bajo el reinado ya de Felipe III.

Se trata de una plaza porticada de planta rectangular, de 129 metros de largo por 94 metros de ancho, que está completamente cerrada por edificios de viviendas de tres plantas. Dispone de diez accesos: seis de ellos a través de grandes arcos que se abren a sus correspondientes calles, tres accesos que no coinciden con ningún arco y el acceso más famoso, el Arco de Cuchilleros, que no es visible desde el interior de la plaza. Como curiosidad existen dos arcos construidos pero sin salida alguna. En el centro del lado norte se levanta la Casa de la Panadería y justo enfrente, la Casa de la Carnicería. Está totalmente rodeada de soportales con pilares cuadrados de granito.

640px-Arco_de_cuchilleros_-_2013

Se convirtió desde sus inicios en el mercado principal de la Villa, tanto de alimentación como de otros productos y también en escenario de numerosos actos públicos.

Hay 237 balcones que dan a la plaza y su uso no era exclusivo de los inquilinos, sino que tenían una servidumbre que obligaba a cederlos para su distribución por la Mayordomía Real por riguroso turno de jerarquía y etiqueta, o bien para ser vendidos como localidades por el Consejo.

Ha sufrido tres grandes incendios en su historia. Después del último, en 1790, fue reconstruida por Juan de Villanueva, que rebajó la altura de los edificios circundantes de cinco a tres plantas y cerró las esquinas de la plaza, habilitando grandes arcadas para su acceso.

1280px-Plaza_Mayor_de_Madrid_06

La estatua ecuestre de Felipe III situada en el centro de la plaza es una obra de Juan de Bolonia del 1616. En 1848, bajo el reinado de Isabel II, la Plaza pierde la función de lugar de espectáculos para la que fue concebida y se remodela el espacio central, convirtiéndolo en un jardín francés presidido por la estatua, que fue trasladada desde su emplazamiento original en la Casa de Campo.

Desde 1989 está pintada uniformemente de almagre, un óxido de hierro que le da una tonalidad encarnada, y la fachada de la casa de la Panadería está decorada con pinturas de Carlos Franco, realizadas en 1992.

1024px-Casa_de_la_Panadería_(Plaza_Mayor_de_Madrid)_04

Catas selectivas en lugares recónditos de la plaza intentaron descubrir sus colores primigenios, entre los que figuraron el blanco con recercados de tierra sevillana, los amarillos napolitanos, muy barrocos, así como distintos ocres, sienas y terracotas.

Las techumbres actuales datan de los años 60 y son de pizarra negra con mucha pendiente pero en su origen fueron de teja árabe y más planas.

1280px-Plaza_Mayor,_Madrid

Plaza Mayor de Almagro:

Se construye hacia el año 1372, fecha en la que Enrique II concede a Almagro la celebración de dos ferias, pero sería durante el siglo XVI cuando sufriría una gran transformación coincidiendo con la llegada de la familia de los Fúcar, castellanización del apellido flamenco Fugge, que eran banqueros súbditos de Carlos V instalados en la ciudad como arrendatarios de las minas de azoque de Almadén.

Captura de pantalla 2014-10-09 a las 21.25.53

Es entonces cuando se construyen los nuevos edificios con las galerías acristaladas de clara influencia del norte de Europa y la plaza adopta la fisonomía que podemos disfrutar actualmente.

Es una de las Plazas Mayores más singulares de España, su planta es alargada e irregular, de 104 metros de largo por 37 metros de ancho aproximadamente y presenta largos pórticos corridos en sus lados mayores, con un total de 85 columnas de orden toscano sobre la que descansan gresas zapatas y vigas de madera que sirven de apoyo a los dos pisos superiores que conforman las viviendas de estos lados de la plaza, hechas de materiales modestos y cuyas fachadas continuas de ventanales acristalados dotan de gran uniformidad al conjunto y convirtiéndolo en un caso excepcional dentro de la arquitectura castellana.

sugarlane+almagro+green+square

pmayor5

Estas galerías servían de tribunas para actos públicos, festivos y religiosos, como las famosas corridas de toros que se realizaron hasta 1785, año en que fueron prohibidas por Carlos III. A ellas se accedía por dos escaleras situadas en calles adyacentes y por algunas pequeñas puertas de los soportales.

Sobre las galerías, sencillos canecillos soportan el alero, y en el tejado, cubierto con teja árabe se levantan buhardillas y chimeneas encaladas y algunas veletas de hierro.

Almagro-Plaza-Mayor

_F149069

En uno de sus lados menores de la plaza se sitúa el edificio del Ayuntamiento, muy restaurado junto con alguna casona noble también restaurada, pero una de las joyas indiscutibles que guarda el conjunto es el Corral de Comedias, ubicado en el antiguo mesón de la plaza, que es el único teatro del Siglo de Oro que se conserva en España, construido a finales del siglo XVI o principios del XVII con un interior de vigas y zapatas pintadas de almagre que destacan sobre la cal blanca de las paredes.

Gracias a una magnífica restauración efectuada entre 1960 y 1967 la Plaza Mayor de Almagro se muestra con una imagen muy similar a la que tendría en el siglo XVI.

 Plaza Mayor de Tembleque (1654)

Esta plaza es uno de los mejores exponentes del barroco popular castellano. Se diseñó para cumplir una doble función, por un lado ser el centro de la vida de la población y por otro acoger festejos taurinos, por eso en lugar de construir las viviendas con balcones independientes, lo que hicieron fue incorporar dos pisos de corredores sostenidos por pilares de madera, fachadas encaladas y los antepechos decorados con la cruz de San Juan. Destaca el torreón, que en las celebraciones actuaba de palco para las autoridades. Destaca la intención de crear una plaza homogénea que permitiera asistir con comodidad a los festejos.

columnas-plaza-tembleque

_F159125

En uno de sus lados está el Ayuntamiento, construido en 1654, el acceso principal está cubierto por un voladizo coronado por un mirador a cuatro aguas. La mayor parte de las columnas y pilares originales fueron substituidos a finales del s XX por otros nuevos.

 Plaza Mayor de León (1657)

Se erige en el lugar de uno de los primeros y más importantes mercados medievales creados a las afueras de la ciudad. Como en otras ciudades, esta plaza se construyó a raíz de un incendio que arrasó la zona donde se encuentra situada. Fue diseñada por Francisco de la Lastra Tiene una ligera forma trapezoidal y presenta pórticos y arcadas sobre pilares de piedra que soportan dos plantas de viviendas, la primera unida por un balcón corrido y la segunda con balcones independientes.

Captura de pantalla 2014-10-07 a las 22.36.14

Uno de los lados de la plaza lo ocupa el Edificio del Mirador, el elemento más barroco del conjunto, que aunque parezca un Ayuntamiento, su uso se limitaba a ser la tribuna y balcón presidencial durante los festejos y celebraciones. Es un palacete torreado con chapiteles a ambos lados. Su balcón continua siendo usado actualmente por las autoridades en algunas fiestas de la ciudad.

1280px-Plaza_Mayor_de_León

Spain-Leon-Plaza_Major2005

Es una de las Plazas Mayores más representativas del siglo XVII ya prácticamente no ha sufrido cambios ni alteraciones de importancia desde que se construyó.

Plaza de la Corredera de Córdoba (1683)

Es la única Plaza Mayor cuadrangular de Andalucía, se cree que está construida en el lugar que ocupaba el circo romano y se han encontrado importantes mosaicos en sucesivas intervenciones arqueológicas. Se cree que hasta el siglo XV fue una gran explanada extramuros de la Medina o ciudad alta cordobesa.

Plaza_de_la_Corredera_desde_el_aire_(Córdoba,_España)

Se construyó con un diseño del arquitecto Antonio Ramos Valdés. Se trata de un cuadrado semirregular de 113 metros de largo y 55 metros de ancho. Como no había suficientes fondos para construirla solo se edificaron las fachadas de las viviendas circundantes, sin nada detrás. Con el tiempo, el que quería una vivienda allí adquiría los metros de fachada que deseara, o pudiera, para abrir sus correspondientes balcones. A la plaza se accede a través de dos arcos, el Arco Alto y el Arco Bajo.

cordoba_3138

Exif_JPEG_PICTURE

La plaza no es totalmente uniforme, ya que se respetaron dos edificios anteriores al 1683, el antiguo Ayuntamiento y las llamadas “Casas de Doña Jacinta”, ambos del siglo XVI y que en aquel momento se consideraron lo suficientemente atractivas como para respetarlas.

pc01

En 1893 se construyó en el centro de la plaza un mercado de abastos que fue demolido en 1959 debido a su estado lamentable y a sus condiciones insalubres. Al demolerlo fue cuando se encontraron los restos arqueológicos romanos que se exhiben hoy en el Alcázar de los Reyes Católicos.

 Plaza Mayor de Salamanca (1729)

Fue diseñada por el arquitecto Alberto de Churriguera. En el lugar donde se sitúa ya hubo una plaza anteriormente, llamada de San Martín por la iglesia que aún se conserva allí. Esa primitiva plaza era casi cuatro veces más grande que la actual, pero a principios del siglo XVIII se decide construir en ese espacio una plaza más armónica y moderna, al estilo de la Plaza Mayor de Madrid. Una vez terminada, la Plaza Mayor de Salamanca resultó ser mucho más atractiva que su modelo madrileño, tanto por la piedra de color dorado con la que está construida como por sus proporciones y por estar totalmente cerrada (la de Madrid no lo estaba en aquella época).

49976351

La plaza es un cuadrilátero irregular en el que todos sus lados son diferentes, midiendo 75 metros la más pequeña y 82 metros la más grande, donde está situado el Ayuntamiento. Tiene un total de 88 arcos de medio punto y entre cada uno de ellos se encuentran unos medallones con efigies de personajes ilustres y dirigentes españoles. Todas las viviendas tienen tres pisos excepto el Ayuntamiento, que tiene dos. Dicho edificio fue proyectado con dos torres sobre sus alas laterales que nunca se construyeron por motivos de seguridad. El proyecto de las torres se utilizó para construir las de la Clerecía.

Plaza Mayor in Salamanca

Captura de pantalla 2014-10-09 a las 21.48.23

En el lado opuesto a la Casa Consistorial se encuentra el Pabellón Real, que fue el primer edificio que se construyó, ocupa el ala entera de la plaza y cuenta con un enorme arco de acceso a la plaza en cuyas enjutas están esculpidos Felipe V e Isabel de farnesio, los monarcas reinantes en la fecha de construcción de la plaza.

Captura de pantalla 2014-10-09 a las 21.44.31

plazamayorpabellonreal_JPG

Todas las ventanas de la plaza están decoradas con pilastras cajeadas y molduras planas en forma de orejeras. Los balcones son muy volados y con barandilla de hierro forjado. Una balaustrada barroca remata los cuatro lados de la plaza, sobre la que se erigen 96 pináculos rematados por la flor de lys, símbolo de la monarquía borbónica.

Plaza Mayor de Ocaña (1777)

Es una plaza barroca mandada edificar por Carlos III. Es casi cuadrada, mide 55 metros por 52,5 metros y está rodeada por una galería de arcos de medio punto sustentados sobre setenta pilares de sillería almohadillada. Las viviendas que la circundan son de dos pisos más una buhardilla.

Captura de pantalla 2014-10-09 a las 21.58.28

Plaza_Mayor_de_Ocaña

En su lugar hubo otra plaza también porticada pero con pilares de madera donde se celebraban importantes festejos taurinos. Bajo las órdenes de Don Francisco Sánchez de Madrid comenzó a construirse la plaza actual, terminándose las fachadas Oeste, Norte y Sur en 1791 y quedando la obra inconclusa hasta 1961, en la que se levantó el ala Este. El resultado de todo es un recinto extremadamente regular y con dimensiones propias de una Plaza Mayor de capital.

 Plaza de España de Vitoria-Gasteiz(1781)

Se construyó en estilo neoclásico con diseño del arquitecto Justo Antonio de Olaguíbel. Se concibió para unir el Ensanche Nuevo con la Ciudad Vieja y también para dotar a la ciudad de un lugar amplio donde celebrar festejos y mercados. Se levantó en un lugar llamado “El Fondón del Mercado”, dentro de una zono conocida como El Arrabal, donde se celebraban ferias y mercados.

Captura de pantalla 2014-10-07 a las 22.41.04

Su edificación fue complicada ya que tuvieron que realizar costosas labores de nivelación debido al fuerte desnivel del lugar. Es una construcción cuadrada, de 61 metros de lado. El Ayuntamiento ocupa una de las alas de la plaza, destacando con un pórtico de escasa profundidad en el centro de su fachada, rematado por un gran frontón triangular. Todos los edificios circundantes están rematados por una balaustrada.

plaza-espana

1920px-Plaza_de_España._Vitoria

Es contigua a la Plaza de la Virgen Blanca, conocida entonces como Plaza Vieja, por lo que la nueva construcción se bautizó como Plaza Nueva. Aunque desde entonces ha cambiado de nombre varias veces, y a pesar del nombre actual, la gente continua llamándola como en sus orígenes: la Plaza Nueva.

 Plaza del Mercado Chico de Ávila (1793)

Fue construida para sustituir a la anterior Plaza Mayor, en el mismo espacio, y que se encontraba en ruinas. Su diseño es de Juan Antonio Cuervo, Arquitecto Mayor de Madrid por aquel entonces. Está presidida por el edificio del Ayuntamiento, construido en 1839 en estilo isabelino y con fachada de sillares de granito.

plaza-del-mercado-chico_5805741-1

9106532-1

La plaza está rodeada de una galería formada por pilares cuadrados de aspecto muy recio que soportan arcos de medio punto y tiene una forma casi cuadrada, muy uniforme y armónica a pesar de que uno de sus lados no llegó a cerrarse nunca, ya que allí se encuentra la iglesia de San Juan, a la que se enfrentó el consistorio para poder acabar la plaza, perdiendo, como podemos observar si la visitamos actualmente. En aquel lado de la plaza solo se construyó la arcada del soportal.

 Plaza de la Constitución de Donostia (1817)

Fue construida por el arquitecto Ugartemendia, un personaje muy activo en la reconstrucción de San Sebastián después del incendio que arrasó la ciudad en 1813. Se trata de una plaza rectangular no excesivamente grande en comparación con las de otras capitales, mide 62,40 metros de largo por 40,20 metros de ancho. Sus fachadas se componen de 20 arcos iguales en los lados mayores y 9 arcos, iguales a los otros, en el menor. Los arcos son de medio punto y construidos con sillares.

Donostia_Plaza_Constitucion

Las esquinas se resuelven con un arco cuya luz es igual a las calle que llega a la plaza y sobre el que continua la barandilla del balcón del primer piso, que recorre toda la plaza entera excepto el lado donde se sitúa el edificio del antiguo Ayuntamiento. Los edificios que circundan la plaza tienen tres pisos de altura. El antiguo ayuntamiento ocupa uno de los lados menores y es un edificio muy clasicista, bastante macizo, diseñado en 1832 por Silvestre Pérez.

Plaza_de_la_Constitución._San_Sebastián

La Plaza se convirtió en el centro de la vida social de la ciudad y en ella se celebraban corridas de toros hasta que se construyó una nueva plaza de toros más grande, testimonio de ello son los números que hay en cada una de las ventanas de las viviendas que dan a la plaza y que servían de numeración cuando los balcones eran usados como palcos en las fiestas taurinas.

Plaza Nueva de Bilbao (1851)

Es una plaza de estilo neoclásico diseñada por tres arquitectos: Silvestre Pérez, que levantó los planos de la misma en 1821, Antonio de Echevarría, que dirigió la obra entre 1829 y 1832 y Avelino de Goicoechea, que dirigió las obras entre 1840 y 1851, modificando el proyecto original.

Plaza_Nueva_de_Bilbao

Aunque comenzada en el siglo XIX, el proyecto se fraguó a finales del XVIII, dentro de la corriente ilustrada del momento, pero fuertes trabas administrativas ralentizaron su construcción que tardó más de setenta años en hacerse realidad. La razón de ello fue que tanto la burguesía comercial como la rentista presionaron para que el proyecto no se realizase, ya que pensaban que les perjudicaría económicamente.

Para su emplazamiento se eligió un terreno fuertemente degradado llamado Barrio de Zurradores y que en realidad era una marisma inundable en las mareas altas. Se eligió porque allí la plaza serviría de nexo entre la Ciudad Vieja, el barrio de pescadores de San Nicolás y la playa de la ría.

94464627

Se construyó con piedra arenisca dorada. El cuerpo bajo de la plaza está inspirado en el Teatro Marcelo de Roma, conforme a la las reglas de Vitrubio, algo que gustó mucho a los academicistas de la época.

En un principio se diseñó com un cuadrado perfecto, pero el proyecto se modificó, siendo actualmente un rectángulo de 18 arcadas en sus lados mayores y 15 en los menores. Las viviendas son de tres plantas y con escasa decoración en sus fachadas. Todo un lado de la Plaza está ocupado por el antiguo edificio de la Diputación de Vizcaya, con una fachada muy clásica y monumental, con cuatro grandes columnas jónicas rematadas con un frontón.

????????????????????????????????????????????????????????????????????????

El centro de la plaza estaba ajardinado, ya que la idea de plaza-escenario propia de las Plazas Mayores ya había caído en desuso. La de Bilbao fue la última de las Plazas Mayores españolas.

Guardar

Anuncios

  1. Exhaustivo reportaje sobre las plazas mayores, de algunas de ellas desconcía su existencia, aunque haya estado enla ciudad, como Córdoba. En otras he estado y las he conocido.
    Saludos.

    • sancho70

      Gracias por comentar.
      Me pareció un tema interesante para dedicarle unas cuantas tardes.
      A mi pasó lo mismo, estuve en Córdoba y no sabía que existía la Plaza de la Corredera. Es un buen motivo para volver.
      Saludos!

  2. Reblogged this on alfanetia and commented:
    Conocer España a través de Las Plazas Mayores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: