Basílica de Santa Sabina all’Aventino, Roma

1280px-Santa_Sabina_2008

La Basílica de Santa Sabina se construyó entre los años 422 y 432 por el sacerdote Pietro d’Illiria, y está alzada en la Colina del Aventino , en Roma, en el mismo lugar donde estaba la casa de la matrona romana Sabina, canonizada posteriormente.

La peculiaridad de esta basílica es que, a principios del siglo XX, fue restaurada quitándole todos los añadidos que le habían puesto a lo largo de los siglos, y dejándola en su supuesto aspecto originario de Basílica Paleocristiana del Imperio Romano de Occidente.

Después del Edicto de Milán, el Emperador Constantino construyó templos, dando así apoyo a los cristianos, entre otras cosas. Fue entonces cuando se creo el modelo de basílica cristiana, que debía de ser un lugar cerrado capaz de albergar a un gran número de fieles, ya que la religión cristiana era de carácter congregacional. Dado que los templos romanos paganos no estaban hechos para este tipo de reuniones, se decidió que el edificio más idóneo para ello eran las basílicas romanas, se cogió el modelo de las mismas y se adaptó para el culto cristiano. Dicho modelo es el que podemos ver actualmente en santa Sabina y que paso a explicar:

Es un edificio rectangular, orientado al este, de tres naves, con la central de más anchura y altura que las laterales, cosa que se aprovechó para abrir ventanas en ella, y así dar luz y ventilar el edificio.

El techo de la nave central es adintelado, de madera, plano, y sus paredes están simplemente pintadas de blanco y son lisas, el aspecto es bastante sobrio, seguramente obligado por una religión que estaba basada en la humildad.

Las naves están separadas por dos filas de columnas de orden corintio, seguramente aprovechadas de un edificio romano anterior, sobre las columnas, y también separando las naves, hay arcos de medio punto, con una decoración geométrica. Sobre los arcos está directamente el muro de la nave central.

basilica-di-santa-sabina-allaventino_6959251

Al fondo vemos el arco triunfal característico, a través del cual se accede al presbiterio, semicircular, que es la cabecera o ábside de la basílica con el altar en medio y cubierto por una bóveda, que originariamente, debió estar recubierta por un mosaico con la figura de Cristo.

El edificio está pensado, aparte de para albergar mucha gente y celebrar cultos, para que toda la atención se centre en el fondo del mismo, su forma longitudinal no es casual, se diseñó para que acercarse al presbiterio fuera como acercarse a la divinidad.

Santa Sabina se construyó siguiendo el modelo constantiniano ya realizado anteriormente en otros templos, como san Juan de Letrán o la primitiva basílica de San pedro de Roma y es un poco posterior a Santa María la Mayor, también en Roma, pero muy modificada y con muchos añadidos a lo largo de su historia, así que poder ver las simples paredes iluminadas de Santa Sabina es como adentrase en un capítulo de la historia…y una suerte.

1280px-Rom,_Basilika_Santa_Sabina,_Außenansicht

Anuncios

  1. Muy bueno el comentario, pero creo que falto información sobre las medidas para darnos cuenta del tamaño de la basílica.

    • Jose Maria Sancho

      Hola Moctezuma
      Con los nuevos significados del concepto Bien Cultural o Patrimonio, las medidas físicas de un edifico no son especialmente relevantes, sino más bien el significado y el valor de dicho edificio, así como su aportación a la Historia del Arte y a la civilización humana. Opino que enumerar las medidas sería más propio de un artículo sobre arquitectura o, incluso, si me apuras, sobre antropología o historia. Tal vez en edificios en los que su tamaño es una característica esencia, como las pirámides de Egipto, por ejemplo.
      Yo solo puedo comentarte que, por regla general, las basílicas paleocristianas no eran excesivamente grandes, como puedes comprobar en la foto en la que aparece gente. Los edificios con interiores espaciosos e utilizables comenzaron a ser grandes cuando las técnicas de construcción evolucionaron, sobro tedo a partir de la Edad Moderna. Los que pretendieron ser grnades, como Santa Sofia de Estambul, por ejemplo, pagaron las consecuencias de contínuas intervenciones y desplomes durante toda su historia.
      Espero haberte respondido correctamente.
      Saludos y contínua comentando mis post, por favor.
      Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: