La profesión de pintor en la España del siglo XVII

Una característica muy importante de la pintura del siglo XVII en España es que los pintores no eran seres libres que creaban por propia iniciativa, sino que trabajaban por encargo y sus obras estaban adaptadas a los gustos y exigencias de la clientela.

Los clientes solían ser órdenes religiosas, ricos, nobles, la misma iglesia católica o los reyes. Los pintores más famosos tenían un nivel de vida alto, eran personas muy cultas y bien consideradas y exhibían con orgullo su condición de pintor reconocido.

Autorretrato de Murillo, hacia 1670. National Gallery de Londres

Autorretrato de Murillo, hacia 1670. National Gallery de Londres

En el autorretrato de Murillo vemos que su mano es la de un caballero, fina y sin manchas y que va vestido como un burgués elegante. De Velázquez se cuenta que el mismo Felipe IV le calificaba de flemático y orgulloso.

Velázquez era el pintor de la Corte del Rey Felipe IV, lo que condicionaba los temas de sus pinturas, que solían ser retratos del rey y su familia, juntos o por separado, temas mitológicos y exaltaciones de la monarquía española y sus gestas.

Retrato de Felipe IV, 1624. Museo del Prado

Velázquez: Retrato de Felipe IV, 1624. Museo del Prado

 

Isabel de Borbón, 1632. Kunsthistorisches Museum

Velazquez: Isabel de Borbón, 1632. Kunsthistorisches Museum

José de Ribera se instaló en Nápoles, que entonces era un virreinato español y sus clientes solían ser la Iglesia Católica y coleccionistas privados, muchos de ellos españoles, por eso hay tantas obras suyas en España. Gozó de mucha libertad, sobre todo a la hora de reproducir anatomías y desnudos, ya que no tenía las trabas morales de los pintores que trabajaban en España. Pintó muchas escenas religiosas y, curiosamente, retratos de filósofos, ya que Nápoles era un gran centro de estudios filosóficos.

Ribera: Sileno Borracho, 1626. Museo de Capodimonte, Nápoles

Ribera: Sileno Borracho, 1626. Museo de Capodimonte, Nápoles

Murillo fue un pintor burgués radicado en Sevilla con mucha clientela religiosa y también de comerciantes del Norte de Europa que tenían sus negocios en la ciudad, que al tener el monopolio del comercio con América era muy cosmopolita en aquel entonces. Estos comerciantes le encargaban muchas pinturas de género, muy de moda en los Países Bajos, de ahí la gran cantidad de cuadros con niños de la calle que ejecutó, mostrando escenas cotidianas de la infancia y de la alegría de vivir.

Murillo: Niño asomado a la ventana, hacia 1675, Londres, National Gallery

Murillo: Niño asomado a la ventana, hacia 1675, Londres, National Gallery

 

Murillo: Niños jugando a los dados, hacia 1665-1675, Múnich, Alte Pinakothek

Murillo: Niños jugando a los dados, hacia 1665-1675, Múnich, Alte Pinakothek

Los pintores españoles no solían viajar, como mucho hacían un viaje a Italia para aprender y estudiar lo que se cocía allí artísticamente. Velázquez fue en dos ocasiones como pintor real, lo que le abrió muchas puertas y le hizo conocer in situ las obras de los grandes pintores y estudiar el arte de la antigüedad clásica, mejorando su manera de pintar la anatomía humana y asimilando estilos como el de Caravaggio, al menos en su primera etapa.

Velázquez: La túnica de José, 1630. Monasterio del Escorial

Velázquez: La túnica de José, 1630. Monasterio del Escorial

 

Velázquez: Entrada a la gruta del jardín de Villa Medici en Roma, 1650. Museo del Prado

Velázquez: Entrada a la gruta del jardín de Villa Medici en Roma, 1650. Museo del Prado

José de Ribera es diferente porque se instaló a vivir en Italia y también durante mucho tiempo se dejó influenciar por el tenebrismo de Caravaggio, aunque un poco pasado por el filtro de los caravagistas nórdicos que también visitaban la península. Además, fue un gran estudioso de la mitología clásica, aunque no tenga muchos cuadros de esa temática y también estudió las esculturas del Imperio Romano.

Ribera: Martirio de San Andrés, 1628. Museo de Bellas Artes de Budapest

Ribera: Martirio de San Andrés, 1628. Museo de Bellas Artes de Budapest

Murillo no viajó a Italia, pero al vivir en Sevilla tuvo ocasión de conocer las obras de pintores de los Países Bajos que traían consigo los comerciantes de aquellas tierras. También absorbió influencias de pintores como Zurbarán o de contemporáneos suyos que habían viajado a Italia e importado las tendencias artísticas del barroco italiano a España y, por supuesto, también podemos encontrar en su obra influencias de Caravaggio.

Murillo: Sagrada Familia del pajarito, hacia 1649-1650. Museo del Prado

Murillo: Sagrada Familia del pajarito, hacia 1649-1650. Museo del Prado

Respecto a la libertad que tenían los artistas a la hora de pintar, muchas veces dependía del objeto representado. Si Velázquez pintaba al rey, debía guardar ciertas normas y convencionalismos, pero si pintaba otra cosa podía hacer lo que quisiera, por eso sus cuadros de bufones y enanos son tan personales y libres, sobre todo a nivel de técnica.

Velázquez: Retrato de Sebastián de Morra, 1644. Museo del Prado

Velázquez: Retrato de Sebastián de Morra, 1644. Museo del Prado

El nivel cultural de los pintores era bastante elevado, visitaban las obras de otros pintores, intercambiaban conocimientos entre ellos y tenían acceso a las grandes colecciones de pintura de la gente adinerada.

También eran conocedores de las otras artes, por ejemplo, se dice que Velázquez se basó en una obra de teatro de Calderón de la Barca para pintar su cuadro de “La rendición de Breda”. Recordemos que la interrelación y fusión entre las diferentes artes es una de las características del Barroco.

Velázquez: La Rendición de Breda, 1634-1635. Museo del Prado

Velázquez: La Rendición de Breda, 1634-1635. Museo del Prado

Estaban al tanto de las últimas tendencias artísticas europeas, porque las composiciones que crearon no son diferentes a las del resto de países. También incorporaron la teatralidad en posturas y gestos, el dramatismo y el uso de la diagonal y el dinamismo propio del Barroco. Murillo en concreto fue un maestro de la luz, al nivel de los más grandes pintores europeos de la época.

Las ideas que se plasmaban en la pintura también eran comunes al resto: Ribera pintó filósofos con apariencia de mendigo, expresando con ello que lo importante no era buscar riqueza, sino conocimiento. Otra idea bastante extendida era el concepto de temporalidad y de que la muerte acaba con todo en un solo instante, y eso lo plasmaban pintando esqueletos o cráneos y relojes de arena.

Ribera: Arquímedes, 1630. Museo del Prado

Ribera: Arquímedes, 1630. Museo del Prado

 

Ribera: Hombre con calavera, 1630

Ribera: Hombre con calavera, 1630

Para ser pintor normalmente empezaban entrando de aprendices en el taller de un maestro, donde se formaban Este sistema venía aún de la época medieval. Luego debían pasar un examen de maestría, adquiriendo entonces el grado de pintor y pudiendo ya iniciar su propia carrera profesional.

Murillo, Francisco de Herrera el Joven y Valdés Leal fundaron en Sevilla una academia de dibujo para huir del sistema gremial de aprendizaje en talleres, allí incidían mucho en la importancia de saber dibujar, incluso utilizaban personas como modelos. Con ello pretendían renovar las artes y la formación de los pintores.

En el siglo XVII algunas cosas empiezan a cambiar ya: comienzan a exponer obras, con independencia de los encargos, en sitios importantes como las puertas de acceso a la Catedral de Sevilla o el interior del Panteón de Roma. Con ello buscaban darse a conocer y llamar la atención de un público nuevo al margen de los clientes. En el Norte de Europa aparece una figura nueva: el marchante de arte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: